15 Enero, 2020

Demasiada información médica en la red... ¿De quién me puedo fiar?

Son muchos los pacientes que, antes de acudir a mi consulta de cardiología en Pamplona, ya se han informado en internet acerca de sus síntomas. En líneas generales, me parece una ventaja porque denota una preocupación real de estas personas por su enfermedad y también un compromiso en la búsqueda de una solución a sus problemas. El principal inconveniente radica en que existe demasiada información en internet y esta no siempre es ponderada y correcta en su totalidad. Por este motivo, la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda tener un conocimiento previo de la fuente consultada para evitar contenidos poco fiables (https://fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/2384-desconfia-de-paginas-web-sobre-salud-sin-sello-de-calidad-medica-.html). 

La nota de prensa que acabo de citar asegura que, gracias a internet, “el paciente en general está mejor informado y esto es positivo, tanto para el profesional, como para el enfermo, porque entiende mejor su patología y el tratamiento de la misma”. 

Por tanto, internet se ha convertido en una muy buena fuente de información - siempre y cuando esta sea válida-. Las páginas web consultadas tienen que estar siempre avaladas por una sociedad científica, por una asociación de pacientes y, si es posible, estar acreditadas por un sello de calidad. En este sentido creo que es mi labor, como cardiólogo que atiende a un paciente de forma integral, asesorarle sobre las páginas web donde puede encontrar una información adecuada acerca de la patología que presenta. 

Por este motivo, la FEC recomienda seguir los siguientes pasos para contrastar la validez de la información publicada en Internet: 

1. Consultar la autoría de la página. Es decir, saber qué sociedad científica o asociación de pacientes proporciona la información.

2. Confirmar que la página esté actualizada. A ser posible, que la información que se divulgue esté al día

3. Asegurarse de que tenga el sello de calidad. La web médica consultada tiene que estar avalada por alguna institución médica.

Entre los organismos encargados de acreditar las páginas web relacionadas con temas de salud en España destacan dos: Web Médica Acreditada y Web de Interés Sanitario. Estos organismos se encargan de otorgar un sello de acreditación a todos aquellos sitios web que cumplen unos principios mínimos de deontología médica y divulgan información de rigor y calidad, es decir, acorde con la normativa HONcode: https://www.hon.ch/HONcode/Patients/index_sp.html 

Por todos los motivos expuestos, mi página web está acreditada por Web Médica Acreditada y como Web de Interés Sanitario. Pero la importancia no subyace solo en la posesión de un sello de calidad sino que, al igual que HONcode, considero que la tarea relevante debe sustentarse en dos pilares básicos: 

1. Comprometer a los desarrolladores de sitios web con normas éticas básicas en la presentación de la información sanitaria. 

2. Ayudar a los usuarios a cerciorarse de conocer siempre la fuente y el objetivo de los datos leídos.


Enlaces de interés:

https://www.portalesmedicos.com/web_interes_sanitario/180120.htm 

https://stamp.wma.comb.es/es/seal/2971 

https://fundaciondelcorazon.com 

https://mimocardio.org 

https://www.cardiosmart.org